Biotecnología y el mercadeo de los alimentos en el futuro
        Antonio Cruz - Kurago Biotek

  Regresar al programa

Solo hay una cosa y solo una, más difícil que desarrollar, patentar y crear un prototipo tecno funcional, de un micro circuito, software, dispositivo o molécula. Esa sola única cosa, es simple como compleja: Comunicarlo de manera efectiva al mercado para generar ventas recurrentes en ciclos utilitarios, creando economía del conocimiento.

La humanidad ha transitado por distintas eras tecnológicas, desde la primera revolución industrial, en ellas siempre ha existido una dualidad, un gran genio científico, que logra abstraer un evento en un modelo matemático, explicado por ciencia, que más tarde la tecnología hace pasar por un desarrollo hasta entregar un prototipo escalable industrialmente, hoy día, en función del mérito en innovación, incluso patentable, Lo que generara un monopolio tecnológico por el tiempo de vigencia de la propiedad intelectual.

La contraparte de la dualidad es, el mago de la mercadotecnia, quien nos lleva de la frustración a la economía del conocimiento, esa que cambia el mundo para siempre, esa que genera cambios, incluso a nivel de comportamiento social. La contraparte es suave, no matemática, humana, son percepciones que generan sentimientos, sentimientos, que hacen decisiones de comportamiento y generan o no éxitos comerciales, que a su vez crean los capitales para en ciclos virtuosos, generar un capitalismo de bienestar por innovación en ciencia y tecnología.